CORRECCIÓN ISBN LIBRO FÍSICA Y QUÍMICA 1ºBACHILLERATO

El ISBN del libro de Física y Química de 1º Bachillerato para el curso 19-20 es el siguiente:

9788468033068

LLIBRES DE TEXT CURS 2019-2020

LLIBRES DE TEXT CURS 2019-2020

ENTREGA NOTAS CONVOCATORIA EXTRAORDINARIA DÍA 1 DE JULIO A LAS 12:00h

CONVOCATÒRIA EXTRAORDINÀRIA: LLIURAMENT DE NOTES ESO I 1er BAT

1 DE JULIOL A LES 12 HORES

GRUP TUTOR/A AULA

1ESO-A

Teresa Aparicio

Hipàtia

1ESO-B

Andrés Álvarez

La Sabina

1ESO-C

José Fabregat

Gauss

1ESO-D

Carmelo Bustos

Zambrano

 

2ESO-A

Mª José Fernández

Matute

2ESO-B

José Luis Cuenca

TEC-2

2ESO-C

Manuel Navarro

TEC-1

2ESO-D

Núria Lloret

Cambridge

2ESO-E

Diva García

Fontana

 

3ESO-A

Alfons Martínez

Curial

3ESO-B

Salvador Ibáñez

Leonardo da Vinci

3ESO-PMAR

Àngels Dasí

Carmesina

3ESO-C

Fátima Alpuente

Darwin

 

4ESO-A

Liliana Falquet

Hernández

4ESO-B

Rebeca Valero

Pitàgores

4ESO-C

Mateo Martínez

Marie Curie

 

1BAT-A

Jorge Marco

Oxford

1BAT-B

Roser Sancho

Cervantes

PREMIOS CONCURSO LITERARIO 18-19

 

 

Estos son los textos de los alumnos del IES San Antonio de Benagéger que fueron premiados en el CONCURSO LITERARIO 18-19.

"Un mundo sin mujeres" fue el tema que se propuso para esta edición. Los participantes contaron con una hora y cuarto para la redacción de su texto: narrativo, lírico, teatral...

 

PARTICIPANTES Y GANADORES, ¡ENHORABUENA A TODOS! 

 

UN MUNDO SIN MUJERES

Era una noche tranquila, mis padres se habían ido de cena y mi hermana de cumpleaños, era el momento perfecto para poder hacer por una vez de todas lo que yo quisiera.

Hacía mucho tiempo que quería ver una película llamada: “Un mundo sin mujeres”, y ahora parecía el momento perfecto para hacerlo. Me puse a ver la película y de repente mi padre entró por la puerta de casa. Entraba solo, fui a preguntarle que dónde estaba mi madre pero no quiso contestar. Me fui a la cama muy preocupado pensando dónde podría estar. Miré la hora y vi que ya era muy tarde, tenía que descansar para mañana poder descubrirlo.

A la mañana siguiente me fui al instituto con ganas de saber qué nuevas aventuras viviría con mi mejor amiga, Marina. Llegué, pero cuando entré a clase ella no estaba, ni ella ni ninguna chica. Era todo muy extraño, pregunté a profesores, amigos, orientadores y nadie me sabía decir por qué las chicas no estaban en el instituto.

Ya eran las 5 de la tarde, hora de que mi padre me recogiera, corrí al choche esperando que mi madre estuviese dentro pero NO, solo estaba mi padre. Le volví a preguntar si sabía algo de mi madre y otra vez no me quiso responder. Al principio pensé que me estaban gastando una broma hasta que por las noticias salió que las mujeres habían desaparecido. Yo muy asustado corrí a la calle a ver si era verdad lo que decían. Y por desgracia sí lo era, no había mujeres por todo el mundo, era UN MUNDO SIN MUJERES. Decir eso me recordó aquella película que había visto antes de que todo esto ocurriera.

Esperé a la noche y cuando el sol se escondió corrí hacia el sofá para poder volver a recrear esa escena y todo volviera a la normalidad. La busqué por todas partes, pero no estaba: como si esa película nunca hubiese existido. Triste y sin esperanza alguna, fui a la cama, cerré los ojos y de repente oí la voz de mi madre diciéndome: “Date prisa que no llegaremos”. Yo abrí los ojos y ya era de día. Mi madre muy enfadada me dijo: “No te has dado cuenta de que vas a llegar tarde al instituto, corre, vístete, que nos vamos”. Fui a vestirme y me di cuenta de que todo esto solo había sido un sueño, más bien una pesadilla. Nada había ocurrido de verdad. Feliz y dando brincos, fui al instituto con muchas ganas de divertirme y aprender cosas nuevas.

 

                                                                                                           ANDREA GINER, 1ºESO

 

 

HABÍA UNA ALDEA

Había una aldea, donde las mujeres tenían prohibido hacer casi cualquier cosa. Se pasaban todo el día en casa haciendo tareas domésticas y cuidaban de los hijos. Tampoco podían salir de casa, y mucho menos podían relacionarse. Siempre se pensó que ese era el trabajo que una mujer debía hacer, ellas estaban suprimidas, no podían vivir en libertad, cosa que aun pasa en algunos países y debemos cambiar eso porque todos somos iguales. 

Estas mujeres estaban cansadas de que los hombres les tuvieran que mandar todo. Digamos que allí había un fuerte machismo, y eso no podía seguir así.

Nadie decía nada por temor, salvo una joven que vio que lo que pasaba no era justo y decidió rebelarse, su nombre era Hane. Ella vivía con su hermana y su hermana pequeña, ya que cuando apenas eran pequeñas, su propio padre mató a su madre frente a ellas, y luego desapareció durante años. El motivo de la reacción de su “padre” fue porque su madre se negó a obedecerle, y el hombre, enfurecido le hizo aquella cosa tan horrorosa. Volviendo a la historia, Hane lo estuvo hablando con la hermana mayor; ella quería irse de ese lugar, y ayudaría a escaparse junto a las demás mujeres de aquella aldea. Su hermana, se negó rotundamente, ya que si les pillaban sería un gran error.

El día siguiente, fue uno como todos los demás. Se levantó, limpió, lavó la ropa, se ocupó de las tareas del hogar e hizo la comida. Mientras ayudaba a su hermana con algunas tareas, se lo volvió a comentar. Hane se lo suplicó una y otra vez.

-Deja que al menos lo intente, por favor. - le dijo a su hermana, juntando sus dos manos a modo de súplica. 

Su hermana, dando un gran suspiro, aceptó dudosa y con temor. Pero, ella también pensaba que lo que sufrían cada día no estaba bien.

A la mañana siguiente, Hane salió de su casa sin ser vista, y se dirigió a casa de su amiga para contarle aquel plan, que a la vez era un arma de doble filo. Mientras Hane le contaba su plan a su amiga, ella abría los ojos como platos, poniendo a la vez una mueca de entusiasmo y temor a la vez.

Le pidió que se lo contase al resto de las mujeres. Se reunirían al amanecer, cerca del río dentro de tres días.

Mientras esperaban a aquel esperado día, se comportaban incluso mejor con los hombres para no levantar ninguna sospecha. La amiga de Hane se había encargado de que todas las mujeres se enterasen de su plan. La noche anterior, todas prepararon sus cosas. Por la mañana, se reencontraron en el lugar que se decidió. Fueron silenciosas como el viento y veloces como un rayo. Al encontrase en el río, todas se abrazaron felices porque llegaría el día en el que serían libres.

Salió el sol, y llegó la hora de partir. Sin mirar atrás, emprendieron su camino hacia una nueva vida, una vida donde pudieron ser ellas mismas.

Cuando ya pasaron varias horas, los hombres de la aldea comenzaron a despertarse sin ver algún rastro de las mujeres. Las buscaron durante días, aunque no las encontraron. Su aldea se fue reduciendo, poco a poco, quedándose en tan solo un olvido. Esas mujeres daban la vida a la aldea, sin ellas allí, la aldea desapareció. Cuando apenas quedaban personas, vieron lo importantes que eran, y pensaron que deberían de haberlas respetado más, pero se dieron cuenta demasiado tarde.

Fin. 

ÁNGELA ANTIÑOLO, 2º ESO   (SHAI)

 

 

UN MUNDO SIN MUJERES

El día llegó, la rabia me consumió y no pude controlarme. Lo hice, al final lo hice.

Un arrebato de locura, demasiado estrés, un límite… La gente a veces busca tantas excusas para cosas que no tienen perdón alguno… Simplemente cometí un error. Bueno, eso me digo a mí mismo para convencerme erróneamente de que no estuvo mal, porque no comprendo por qué lo estuvo.

A veces comenzaba por una discusión tonta del tipo: “te has olvidado de meter el plato en el lavavajillas”, o “la próxima vez baja la tapa del váter”. Yo lo admito, tiene razón, pero es tan sencillo como que me niego a aceptarlo. Otras veces se complica la cosa. Veo que le llegan mensajes de personas que no conozco, que quiere salir a la calle sin mi permiso o que se pone ropa demasiado corta... ¿y qué voy a hacer yo entonces?

Es muy simple, decirle que me dé su móvil, que no salga o que no se ponga esa ropa. Pero no sé por qué no me hace caso, no la entiendo. Si es que yo lo hago porque la quiero. De hecho, la quiero más que a nadie en el mundo. ¿¡Por qué no me haces caso!? ¡Hazme caso!¡Haz lo que yo te digo!¡Eres mía!¡Me perteneces!

No te pongas a llorar si te doy una bofetada. Yo lo hago por amor; porque te quiero y te protejo. ¿Acaso no tiene lógica? No, porque tú nunca piensas en mí, porque, aun siendo mía, no te importo nada. Tan solo te centras en tus estúpidos mensajes por contestar, tus “amiguitos” esperándote en la calle o tu ropa recién sacada de un prostíbulo.

¿No se te ha pasado nunca por la cabeza qué sería de mí si tú no estuvieras?

Me levantaría por la mañana y la casa estaría sucia, porque tú lo la habrías limpiado; iría a desayunar y no habría nada en la nevera, porque tú no habrías ido a hacer la compra; me vestiría para ir al trabajo y la ropa estaría arrugada, porque tú no la habrías planchado; volvería del trabajo, cansado y exhausto, esperando que la comida estuviera hecha, pero no lo estaría, porque tú no la habrías cocinado.

¿Quieres que siga? ¿Quieres seguir viendo lo mucho que dependo de ti? ¡No solo yo! ¡Todos los hombres del mundo os necesitamos! ¿Para qué queréis estudiar o tener derechos? Si es que al final yo te mantengo con mi buen sueldo de hombre empresario, ¿qué más necesitas? Tienes un buen marido, así que tienes una buena vida.

¿Cómo me llamas? ¿Loco? ¿Psicópata? ¿¡Machista!? ¡Si Dios te creó para fregar, friegas y punto! ¡No me llores porque te duelen los azotes, ni me digas que esto es una mierda de vida, que encima soy yo quien se ha molestado en reeducarte!

Las mujeres solo estáis para eso. Única y exclusivamente para eso. ¿Lo comprendes ahora? Si no es así, no te preocupes, estás en una “fase”, ya se te pasará. Lo que os sobra de inútiles lo tenéis de tontas. Y por más que intento que te entre en la cabeza, sigues insistiendo en que no es así, te vas y me dejas solo. Me dejas en un mundo aparte. Sin ti, yo no soy nada, y sin mí, tú eres aún menos.

Me da igual que huyas. Vete todo lo lejos que quieras; sabes que yo siempre voy a estar ahí…

Vaya, ¿y te has quedado sola? No te preocupes, déjame hacerte compañía.

Te acordarás de mí para siempre. Voy a dejar una marca que nunca se va a borrar de ti. Un callejón oscuro, un hombre, una mujer, un cuchillo, un grito despavorido, un golpe seco y una silueta que sale huyendo. ¿Acaso es este el final que siempre has estado buscando? ¿Un mundo en el que no pueda amarte?

Si yo no puedo amarte, nadie lo hará. Nadie te amará nunca más, quienes te amaron no podrán hacerlo más, y tú no habrás amado a nadie que no sea yo, porque ni yo ni ningún otro hombre merece estar sin ti, sin una mujer que complete lo que nosotros no merecemos hacer, porque este mundo está hecho para nosotros y para que vosotras nos complementéis.

Sin embargo, ya no estás. No estás, ni estarás nunca más; y si tú no estás, no puedo estar yo, así que, con el arma que he bañado en tu sangre, me bañaré también yo, y, si no estamos en este mundo, que es solo mío, lo estaremos en otro, que será mío también. Porque te amo, y te haré amarme también. Y si no me comprendes, es porque no sabes amar a los demás.

_____________________________________________________________

Este relato ha sido escrito desde la visión, no de un hombre, sino de un monstruo. Cada mujer en el mudo tiene una misión: hacerlo más bello. El respeto que las mujeres merecen por el mero hecho de serlo es infinito. Mujeres: sufrís y vivís torturas que muchos hombres no podrían ni imaginar. Por eso, os admiro, os respeto y os comprendo, porque nunca estaréis solas. Yo me comprometo a estar a vuestro lado y a luchar con vosotras para que tengáis una vida mejor.

 

 

Lector de este relato, ¿te animas a luchar con nosotras?

 

CAROLINA ALEXANDRE, 3º ESO (KACCHAN)

 

 

UNA FLOR AZUL 

En la geografía de este planeta existieron un día muchas criaturas. Dicen que unas especies tenían cuatro extremidades que usaban para caminar, correr, comer y relacionarse con los suyos. Surgieron montañas, prados verdes, y su extensión llegaba hasta donde no alcanza la vista, al menos la mía. Mares y peces, bosques, selvas, campos, desiertos; ¡cuánta vida! Todo vivía en perfecta armonía, toda cosa creada tenía su tarea, así funcionaba. Los unos servían y complementaban a los otros. Aparecieron entonces los hombres. Primero uno, después dos, y tres; se iban sumando. Empezó a crecer una población que se extendería hasta provocar la perdición, profunda y lúgubre, al caminar solos por esas sendas. Les faltaba algo a estos hombres... Sentían una melancolía psicológica de algo que en realidad nunca habían vivido. Dichosos fueron en el momento en que se dieron cuenta de que les faltaba algo, y no cualquier cosa. Así, aquel que les dio vida, les dio también compañía. El perro vino en los brazos de la primera niña, que apareció entre una luz deslumbrante, casi cegadora. Era de una belleza cautivadora por su aparente inocencia. Blancas sus pieles, solo la nieve podía retarla. Hermosa... Se les presentó una pequeña que era símbolo de su salvación. Habían de cuidarla, alimentarla, vestirla y darle un hogar donde dormir. Ella sería educada, pero venía también para enseñarle muchas cosas al hombre y a hacerle entender otras tantas sobre el sentido de la vida. Pues la compañía de esta fémina, que iba creciendo, les hizo darse cuenta del porqué de despertarse cada día. Ahora no iban a trabajar como vaca en la cuadra, tenían ilusión en cada cosa que hacían. 

- ¡Impresionante! - Soltó Cario. 

Este era un chico pensativo. El origen del razonamiento humano, que no a todo llega, ya que se le escapan multitud de cosas, tuvo en él principio. También le fue añadido un carisma cuando iba a visitar a Séphone, esta muchacha. Daba paseos a menudo por la montaña con su amigo el perro, era muy observadora. Era paciente con las otras criaturas, les enseñaba con cuidado y con un amor muy tierno. -¡Ay del día que ella me falte!- Suspiraba el joven mientras pensaba. Se cruzaron sus miradas un día y literalmente surgieron millones de mariposas del verde. Cario sabía que había algo grande detrás de lo que veía. Se enamoró misteriosa y perdidamente, y ella igual. No era todo tan fácil. Aprendió a quererla antes de lastimarla. Aprendió a tratar a la única mujer que había en el mundo. Guau, no era cosa cualquiera. Era adorable ver esa humildad con la que le hablaba, le contaba historias, le enseñaba trucos... Un respeto admirable por ella. Se dejó querer, y muchas cosas más que hasta hoy ni conocemos pasaron entonces. 

De Cario surgió la caridad, el cariño y el carisma. De Séphone, la esperanza. 

RAQUEL SEBASTIÁ, 4º ESO (UNA FLOR AZUL)

 

 

HOY ME HE DESPERTADO

Hoy me he despertado con la extraña pregunta: ¿cómo era el mundo antes?, es decir, cuando las mujeres estaban presentes.

Hoy en día vivimos en un mundo sin mujeres, donde los hombres consiguieron su objetivo, liderar por encima de todo.

Llevo 17 años en este mundo y nunca he visto una mujer... Bueno sí, he visto dibujos en la clase de Biología, cuando el profesor nos explica la anatomía de la mujer, dejando siempre muy clara su molestia por tener que impartir esa asignatura; según él las mujeres ya no están en este mundo, por lo que entonces no deberíamos hablar de ellas, ni siquiera deberíamos recordarlas. Quitando eso… no, creo que no he visto ni conocido nada más sobre ese tema.

En el mundo en el que vivo todos parecen haberse olvidado de que alguna vez ellas también habitaron este mundo y, para la sociedad, las mujeres es un tema tabú.

He intentado buscar respuestas a mis preguntas, pero nada, no he encontrado nada. He preguntado a mi padre, a mi abuelo, pero sigo sin novedades, nadie se digna a contestarme, o simplemente me dicen que no es necesario y que me olvide del tema; pero no puedo, simplemente no puedo dejar de pensar en el origen de todo y en qué sucedió para que desapareciesen las mujeres de la faz de la tierra.

Ya han pasado 20 años, conseguí acabar mis estudios y ahora voy a empezar a trabajar como profesor en la Universidad, mañana es mi primer día y pienso cambiar el curso de la historia en el aprendizaje de mis alumnos.

-¡Ah!, casi se me olvida contaros una parte muy importante de mi historia… todo transcurrió hace dos años.

Un día como otro cualquiera del año me desperté, bueno, en realidad un poco especial, porque era mi cumpleaños, cumplía 35 años.

Estaba desayunando cuando de repente alguien tocó a la puerta, pero para mi sorpresa no había nadie en la puerta, solo una caja.

Al abrir esa caja me encontré una carta y una cinta de vídeo, decidí poner la cinta primero y en la televisión pude ver fotos de mujeres con niños en brazos en la puerta de unos hospitales, también apareció un vídeo donde explicaba la vida de las mujeres, sus costumbres o su forma de vestir. Confundido decidí leer la carta, no entendía quién me podía haber dejado eso ahí y justo el día de mi cumpleaños.

La carta decía:

Hola, querido bisnieto:

Probablemente ahora estés muy perdido y te preguntes quién soy yo y cómo te conozco, pues te lo contaré todo. Desde hace un año atrás, el gobierno ha empezado a actuar de forma rara y muchas mujeres han empezado a desparecer.

He investigado y he descubierto que las mujeres tenemos una enfermedad que nos está empezando a matar, esa enfermedad solo se transmite entre las mujeres y como es necesaria nuestra ayuda para el desarrollo de la especie, han decidido congelar todos los óvulos de las mujeres y dejar que estas se mueran sin que la población se entere de todo lo que sucede.

Clasifican los óvulos con máxima atención, ya que los asocian con un hombre en particular para que ese sea vuestro padre.

El gobierno ha tratado que pensemos que no se puede hacer nada frente a esto, pero han creado una incubadora que se asemeja a la barriga de las madres y que permite que el feto se desarrolle sin ningún problema.

Con ayuda de un amigo he acordado que esta caja pasará de generación en generación hasta llegar a ti.

Sé que en el mundo en el que vives ya nadie se interesará por las mujeres y su historia, pero espero y deseo que tú sí lo hagas y encuentres la manera de transmitir tus dudas y tus ganas de conocimiento a la sociedad.

Recuerda, que en un mundo no muy lejano las mujeres también existían.

A pesar de que no podré conocerte, sé que serás una persona maravillosa y que lucharás por un poco de justicia.

No conseguía salir del estado de shock y sólo tenía una cosa clara, me convertiría en profesor y transmitiría todos mis conocimientos y mis preguntas a los demás.

- Shhh… - se escuchó en el aula -Que viene el profesor.

-Buenos días, alumnos, hoy empieza un nuevo día en vuestras vidas. ¿ Alguien sería capaz de contestar algunas preguntas sobre las mujeres?

- ¡Hombre, pues claro que no

- ¡Estás chalado

Son algunas de las respuestas que se escucharon en la clase.

Pues atentos, porque durante este año aprenderéis muchas cosas que nunca nadie os ha querido contar.

 

MARÍA MIQUEL, 4ºESO (BLUEMOON)

 

 

Deseo de hormigón, luna de lágrimas

 

Hay una ventana, un hilo

hay una cama, un niño

una forastera, la boca cerrada

una conocida, ya olvidada.

 

Palabras,

se fugan miradas

huye el alma, rota, tropezada.

 

Percibe calor, no, el frío

la añoranza, caída en vilo

un éxodo instantáneo, colectivo

triste historia, despido.

 

Letras,

no queda nada

sonido perdido, el llanto del alma.

 

VÍCTOR MARTÍNEZ, 2ºBACH. (PEZPO)

 

 

BANCO DE LIBROS PERIODO EXTRAORDINARIO

El próximo día 1 de julio es la entrega de notas de la convocatoria extraordinaria, por tanto los libros pertenecientes al banco se entregarán en el laboratorio de Biología y Geología los días:

  •  1 de julio de 12:00h a 14:00h
  •  2 de julio de 9:00 a 14:00h. 

Recordad que los debéis de entregar forrados y en buenas condiciones.

Page 4 of 102

Login Form



¿Qui està en línea?

We have 21 guests and no members online

Servei de noticies

Si vols rebre les nostres notícies al teu correu, subscriu-te ací.
Joomla templates by Joomlashine